La lucha contra las pandillas en El Salvador ha sido un éxito: 17.000 personas detenidas
0 4 mins 7 meses

El ministro de Defensa de El Salvador ha elogiado al Congreso por la prórroga de las medidas de emergencia, que, según él, están teniendo un efecto “positivo” en la lucha contra la violencia desenfrenada de las pandillas.

René Merino dijo que más de 17.000 presuntos pandilleros habían sido detenidos desde que se declaró el estado de emergencia hace un mes.

El domingo, el Congreso prorrogó la medida por otros 30 días.

Entró en vigor el 27 de marzo, tras la muerte de 62 personas en un solo día.

Las medidas de emergencia han suscitado controversia porque restringen ciertos derechos constitucionales, como permitir que las fuerzas de seguridad detengan a los sospechosos sin una orden judicial.

También se han aumentado las penas de los miembros de la banda condenados a 45 años de prisión.

El Ministro de Defensa Merino dijo que delitos como la extorsión han disminuido desde que se introdujeron las medidas de emergencia.

“El objetivo es que estas pandillas desaparezcan completamente de El Salvador”, dijo en una declaración televisada.

Añadió que “la población honesta está muy satisfecha con el trabajo que estamos haciendo contra las bandas”, pero no dijo si se había realizado alguna encuesta para respaldar su afirmación.

Los activistas de derechos humanos han criticado duramente las detenciones masivas llevadas a cabo el mes pasado.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) advirtió a principios de este mes que miles de salvadoreños habían sido detenidos sin orden de arresto y que algunos denunciaron haber sido sometidos a “tratos crueles, inhumanos o degradantes”.

La portavoz de la OACDH, Liz Trossell, dijo que los cambios en el proceso penal de El Salvador también significan que “los juicios penales ahora pueden llevarse a cabo en ausencia en el caso de presuntos miembros de pandillas o presididos por los llamados jueces “sin rostro” cuyas identidades permanecen “confidenciales”. “.

El Sr. Merino dijo el lunes que los detenidos que se compruebe que no están relacionados con las bandas serán puestos en libertad.

“Esto seguirá ocurriendo: detenemos a alguien, interrogamos a esa persona y luego nos damos cuenta de que esa persona no tiene vínculos [con las bandas] y entonces la ponemos en libertad.

“La gente tiene que saber que si no se involucra en nada malo, no le pasará nada malo”, dijo Merino.

Sin embargo, Human Rights Watch condenó los tuits de la policía salvadoreña en los que se anunciaban las detenciones de los sospechosos y dijo que la estrategia del gobierno “parece ser primero detener, luego tuitear y después investigar.”

Las tasas de homicidio han disminuido desde que Naib Bukele fue elegido presidente en 2019. Este hombre de 40 años hizo campaña con la promesa de atajar la violencia de las bandas y la corrupción política.

El Salvador registró 1.140 asesinatos en 2021, frente a los 6.656 de 2015.

Pero desde principios de este año se ha producido un aumento de los asesinatos, destacando el 26 de marzo como el día más mortífero en décadas.