0 3 mins 2 semanas

Científicos colombianos han informado sobre las características de una nueva cepa “mu” de coronavirus que ha comenzado a propagarse en su país y que también se ha detectado en Estados Unidos, España, Holanda y otros países. Expertos del Instituto Nacional de Salud (Bogotá), junto con personal del Centro de Investigación en Salud Tropical (CIST) de la Universidad de Columbia, han publicado su trabajo en la revista ScienceDirect.

Según el artículo científico, durante el estudio de la mutación encontraron una inserción de 146N y varias sustituciones de aminoácidos en la proteína de la espiga. Los expertos señalan que esta inserción es única y que aún se desconocen sus implicaciones en términos de contagio o patogénesis del virus.
Por su parte, el profesor Konstantin Krutovsky, catedrático del Departamento de Genómica y Bioinformática de la SFU de la Universidad de Gotinga, confirmó en una entrevista con Izvestia que la nueva cepa presenta una serie de rasgos característicos. Así, dijo que una de las mutaciones de la cepa “mu” puede aumentar su eficacia de infección. Al mismo tiempo, el experto sugirió que la inserción de 146N podría afectar a las propiedades antigénicas de esta variante, es decir, reducir la eficacia de las vacunas contra ella.

Anteriormente se informó de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estaba interesada en la nueva cepa de infección por coronavirus. “La cepa “mu”, que se descubrió por primera vez en Colombia, la organización ha catalogado de interés las mutaciones COVID-19. “Aunque la prevalencia mundial de la variante “mu” entre los casos secuenciados ha disminuido y es ahora inferior al 0,1%, la prevalencia en Colombia (39%) y Ecuador (13%) está aumentando de forma constante”, dijo la OMS en el informe.

Hasta ahora, la OMS ha identificado cinco cepas de coronavirus como interesantes y cuatro variantes como preocupantes. Señala las cepas “alfa”, “beta”, “gamma” y “delta” como las más peligrosas. La última cepa “delta” se detectó en la India en octubre de 2020. Actualmente es una de las variantes más comunes del coronavirus en el mundo.