0 3 mins 2 meses

La crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus ha acabado con casi el 9% de las pequeñas empresas colombianas, según una encuesta del gobierno.

La agencia de estadísticas DANE dijo el miércoles que su encuesta anual de pequeñas empresas mostró que había casi 5,4 millones de empresas con menos de 10 empleados entre enero y octubre del año pasado.

Esto supone unas 509.000 pequeñas empresas menos que las registradas por el organismo estadístico en el mismo periodo de 2019.

Entre empresarios y empleados, la quiebra acabó con cerca del 13% de los 7,7 millones de empleos que proporcionaron las pequeñas empresas en 2019.

Casi el 88% de estas pequeñas empresas no tienen empleados.

Sin embargo, según el DANE, las pequeñas y medianas empresas son las que más empleo generan en Colombia y las más afectadas por la pandemia.

Casi tres de las 10 pequeñas empresas registradas en 2019 fueron comercios, que se vieron especialmente afectados por el cierre económico ordenado por el presidente Iván Duque en marzo pasado.

Las mujeres sufren de forma desproporcionada
Las mujeres propietarias de empresas se han visto afectadas de forma desproporcionada por la pérdida de puestos de trabajo en el sector de la pequeña empresa, ya que el 12% de ellas han perdido su empleo, según la agencia de estadísticas.

Como resultado, la proporción de mujeres propietarias de pequeñas empresas ha descendido del 37,3% al 36%, informa el DANE.

La agencia de estadísticas dijo el mes pasado que el desempleo femenino aumentó del 23% al 31,7% el año pasado.

Según el DANE, la destrucción de las pequeñas empresas ha afectado más a las zonas urbanas, en consonancia con la declaración de desempleo del mes pasado.

Las estadísticas anuales de desempleo de la agencia estadística muestran que el empleo informal ha aumentado, especialmente en las zonas urbanas, como respuesta a la pérdida de empleos formales.

Las nuevas empresas más vulnerables
La crisis provocada por el coronavirus también ha afectado de forma desproporcionada a las pequeñas empresas que se han puesto en marcha en los últimos tres años.

Las empresas con más de diez años de vida disminuyeron casi un 5%, mientras que las creadas en los tres años anteriores a la encuesta lo hicieron en un 18,5%.

El descenso del número de pequeñas empresas y de los puestos de trabajo que proporcionan se ha producido a pesar de los esfuerzos de ayuda económica del gobierno del Presidente Iván Duque.

La gran mayoría de los fondos de ayuda económica de Duque han ido a parar al sector financiero.